Láminas Antigraffiti

LÁMINAS ANTIGRAFITI

Las láminas antigrafiti para ventanas de LLumar es en la actualidad la solución líder para reducir los daños producidos por las pintadas de aerosol de manera rentable, sin esfuerzo, protegiendo los cristales de forma efectiva con una película prácticamente indetectable.

Dichas láminas, especialmente diseñadas y casi invisibles una vez instaladas, ofrecen una superficie extraíble y desmontable que puede reducir o eliminar la necesidad de costosas sustituciones de cristales cuando sucede una pintada (o varias) en la superficie acristalada de ventanas y escaparates, blanco habitual de los grafiteros y otros ataques al mobiliario urbano y privado.

La sustitución de una sola ventana puede, con facilidad, ser diez o veinte veces superior al coste de instalación de la lámina, con lo que tener estas láminas antigrafiti ayuda a economizar y también a proteger tu negocio u hogar de esas pintadas y ataques pudiendo sustituirlas con facilidad y más económicamente.

Casi invisible una vez instalada y no interfiere en la visión tanto interior como exterior, no hay pérdida de luz ni de visibilidad.

Superficie extraíble, desmontable de forma sencilla para poder sustituirla de forma efectiva y seguir protegidos, así no hay que limpiar el cristal con materiales y elementos abrasivos que pueden tener afectar a su estética con rayaduras o pérdida de reflejo. Tan solo hay que sustituir las láminas antigrafiti y de nuevo tener ese espacio protegido, transparente y operativo.