fachada
Mediante el uso de un material transparente, es posible crear un filtro solar que refleje las radiaciones infrarrojas y las devuelve al exterior antes de que sean absorbidas completamente por los materiales del edificio y se conviertan en calor: este es el principio de una lámina de protección solar. La utilización de este tipo de componentes disminuye el efecto invernadero de las superficies acristaladas de los edificios y reduce el calor interior. Se trata de una tecnología muy económica que, aplicada a la arquitectura, posibilita un diseño de fachada libre y más sostenible.

Las recomendaciones sobre iluminación de espacios para usos de oficinas y consultorios médicos dadas por la Comisión de la Unión Europea sitúan valores apropiados de referencia en el rango de 300 a 500 luxes. Los estudios de las condiciones de comodidad revelan que la temperatura de confort puede variar entre 26 y 22 °C, con una tolerancia de +/- 2 °C. En el caso de una estancia interior, es necesario tener en cuenta que los edificios tienden a calentarse de forma espontánea a una temperatura media de 2 a 4 °C superior a la temperatura media exterior, con una oscilación diaria muy inferior, debido a las ganancias térmicas producidas por la temperatura de los ocupantes, el alumbrado y los aparatos eléctricos, a lo cual hay que sumar a la ganancia solar debida al efecto invernadero que produce el acristalamiento, pues el vidrio transparente deja pasar la radiación solar directa e incluso difusa, impidiendo a la vez su salida. Esto genera incrementos en el consumo de energía del edificio, pues los equipos de refrigeración instalados deben trabajar más para compensar ese sobrecalentamiento producido por el efecto invernadero.

El vidrio ordinario deja entrar no sólo la luz, sino también el calor en los espacios interiores. Las superficies acristaladas orientadas al sur, al oeste y, sobre todo, los techos acristalados, son especialmente problemáticos. Para evitar este tipo de problemas, las láminas solares es la solución que menos modifica las cualidades estéticas del edificio, al tiempo que se trata de una solución muy económica.

El acondicionamiento ambiental pasivo, esto es, las láminas metalizadas de protección solar y ahorro energético que se aplican sobre el acristalamiento, únicamente permiten el paso de menos del 20% de la energía solar causante del calor, es decir, reducen drásticamente la ganancia de calor a través de los acristalamientos. Otro efecto es que, en invierno, con temperaturas exteriores bajas, el efecto reflectante de las láminas de protección solar contribuye asimismo a reducir la pérdida del calor interior producido por la calefacción.

Las láminas de protección solar, aplicadas a los acristalamientos del edificio, permiten aproximarse a la temperatura de confort con un menor consumo de energía, pues reducen de forma drástica el calor que se produce por el efecto invernadero, evitando las diferencias de temperatura entre las zonas próximas a los cristales y el resto de la estancia, sin bloquear (en general) de forma apreciable la iluminación natural, y sin los inconvenientes que las superficies acristaladas sin tratamiento comportan.

Características

Las láminas de protección solar reducen las diferencias de temperatura en zonas distantes dentro de un mismo local. Se reduce el número de puntos fríos y calientes, al ser la temperatura más homogénea. Aprovechan mejor la luz natural. En muchos casos, no será necesario correr las cortinas, ni mantener los puntos de trabajo alejados de las ventanas. La eficiencia laboral aumenta, ya que el ambiente se hace más confortable.

Reducen los costes energéticos, teniendo un ahorro energético, dependiendo del tipo de lámina y su calidad, hasta un 50%, sobre todo en refrigeración. Como efecto secundario, prolongan el tiempo de vida de los equipos de aire acondicionado, que realizan menos esfuerzo de trabajo, lo que a su vez reduce los costos de mantenimiento.

Evitan el deslumbramiento y la fatiga ocular. La eficiencia laboral aumenta, ya que el lugar de trabajo se hace más confortable. Contribuyen, asimismo, a disminuir las emisiones de calor de los equipos de climatización.

https://www.interempresas.net/Cerramientos_y_ventanas/Articulos/48885-Laminas-de-proteccion-solar-una-solucion-barata-y-eficaz.html
Xavier Borràs28/02/2011

A parte de todo esto las laminas de protección solar filtran en un 99% de los Rayos UV, por lo que laprotección contra los rayos ultravioletas es máxima.

Como bien dice el articulo con estas laminas solares ganamos luminosidad y no sacrificamos las vistas al exterior por culpa del deslumbramiento o la calor.