láminas para oficinas

Porque nadie se libra del calor del verano, se esté activo o no en el interior, haya o no cuarentena o situación excepcional, el sol sigue llegándonos con sus continua luz y más en una zona como Andalucía y la Costa del Sol.

¿En qué me beneficia instalar láminas de rechazo del calor en mi local u oficina?

En realidad sus beneficios son múltiples, sobre todo atendiendo al tipo de lámina del que estemos hablando.

Desde las láminas espejadas que tienen el efecto no solo de moderar (que no inhibir) la luz que entra del exterior, haciendo que se aproveche una buena luminosidad, pero que a la vez no sea excesiva, hasta las que se instalan a pie de calle que no son de espejo pero sí que crean ese efecto de rechazo del calor.

Ya tengamos un local, una oficina, restaurante u otro tipo de negocio, a pie de calle, seguro que tus clientes agradecen que aunque les entre luz exterior, el escaparate o ventana no haga un efecto lupa y menos en las horas de mayor sol. Las láminas de rechazo de calor para local y oficina ayuda a proteger a tus clientes y trabajadores  de las horas de mayor calor e incidencia de los rayos solares.

láminas para cristales exteriores

Independientemente de si has escogido unas más tintadas que garanticen el anonimato o simplemente unas láminas de rechazo del calor que ayuden a matizar todos esa luz solar que puede entrar tanto directamente como reflejada de otros edificios o del pavimento exterior (que, si es claro, puede tener un efecto enceguecedor en tu local).

De hecho tenerlas instaladas en unas oficinas es un acto de responsabilidad y preocupación por la gente que allí trabaja y/o la visita ya que creas un mejor espacio de trabajo, más adecuado y con una temperatura más moderada. Además al rechazar el calor también estás haciendo que baje tu consumo en climatización ya que necesitarás menos aire acondicionado para esa zona al no entrar todo ese calor exterior y crear islas de calor en el interior. La climatización gastará menos, necesitará menos recursos para refrescar la zona y además el consumo baja, haciendo el entorno laboral mucho más consciente, amigable y de cara al exterior, sostenible.