tintado de lunas

Una de las preguntas que puedes hacerte al instalar o querer instalarte lunas tintadas o láminas tintadas en tu vehículo es si vas a tener algún problema de cara a la ITV, puesto que la revisión periódica que hacen en la Inspección Técnica de Vehículos tiene ciertas normas para con ellas.

Lo principal es saber que los cristales tintados se diferencian de las láminas en que normalmente ya vienen de fábrica como tales, mientras que los laminados que es por lo que normalmente se entiende luna tintada o cristal tintado, suele hacerse a posteriori añadiendo una lámina al cristal, láminas que, en su origen, tienen como finalidad proteger a los pasajeros del vehículo y al vehículo propiamente de los rayos solares, protección contra rotura del cristal, rechazo del calor para mantener el habitáculo fresco y a temperatura estable sin grandes variaciones, tanto parado como en carretera…

Muchas son las ventajas, de eso ya hemos hablado pero nos puede seguir surgiendo la duda de si puede afectarnos a la hora de pasar la ITV con unos cristales laminados.

Debemos observar que cumplimos lo que dice la ley:

No se pueden instalar los laminados en la luna delantera (parabrisas) o en los cristales delanteros del habitáculo, ni del conductor ni del copiloto. Esto nos deja las superficies de las lunas de los pasajeros y la trasera, imponiéndose, además, en este caso, el llevar (como se lleva de serie) dos retroisores homologados a izquierda y derecha.

¿Eso quiere decir que podré pasar la ITV sin problemas en cuanto a los cristales laminados?

Podemos decir que en Lamitec estamos seguros de ello, pero te razonamos por qué:

En la ITV se fijarán en el Certificado de laboratorio, que repercutirá en que el laminado esté debidamente laminado con una homologación que cumpla los requisitos del Ministerio de Industria, con características determinadas para lámina y coche. Como instaladores te daremos el certificado que expide la marca de la lámina instalada. Esto lo deberás llevar siempre con la tarjeta de la ITV.

En cuando al marcado, es decir los sellos, todos los cristales laminados deben llevarlo y son puestos cuando se instalan. Dependen de la marca y el modelo, y cada uno se marca de una manera.

Lo bueno, podemos decir, es que los cristales tintados o laminados ya no se consideran como una reforma de importancia para el vehículo por lo que no necesitarás pasar una ITV inmediata después de instalarlos.

Tampoco es necesario anotarlo en la Ficha Técnica del vehículo.

 

Ante cualquier otra duda, si vienes a instalar tus láminas tintadas a Lamitec, ¡estaremos encantados de asesorarte!